El sistema Plan Vivo

Ocote 1 (800x519)

El Programa Scolel‘te es desarrollado, implementado y certificado bajo el estándar internacional Plan Vivo. El Sistema Plan Vivo se distingue especialmente por el acompañamiento y apoyo a pequeños propietarios de bosques y selvas, quienes frecuentemente se encuentran limitados para participar en programas o estrategias nacionales e internacionales debido a condicionantes relacionadas con la tenencia y extensión de sus tierras. Es además, un estándar para bonos de carbono exclusivo para proyectos ubicados en países en vías de desarrollo.

A través del Sistema Plan Vivo se registran, monitorean, evalúan y reportan las actividades de captura de carbono implementadas por los participantes, para garantizar que el trabajo se realice bajo mecanismos transparentes y verificables. Estas acciones son implementadas por un grupo de técnicos comunitarios quienes facilitan la creación de planes de ordenamiento de sus territorios, conocidos como “Planes Vivos”. Los sistemas forestales o agroforestales integran árboles con cultivos de maíz, frijol, café, frutales o pastos, y son diseñados por el propio participante, reflejando así sus necesidades, prioridades y capacidades.

La planeación local de estas acciones o Planes Vivos, se revisan evalúan, y monitorean por parte del personal técnico de AMBIO. Las actividades son planeadas y realizadas con los grupos de trabajo, ejidos y comunidades participantes, ya sea que éstas trabajen de forma independiente o afiliadas a organizaciones productivas.

Posteriormente, la Fundación Plan Vivo, con sede en Reino Unido, recibe por parte de AMBIO un reporte anual con los datos de las organizaciones y empresas que neutralizan sus emisiones de carbono mediante el Programa Scolel´te, los participantes acreditados para la venta de bonos de carbono, el monitoreo de parcelas, las actividades desarrolladas y los avances obtenidos, ello con el fin de garantizar que los certificados de neutralización de emisiones de carbono que se comercializan bajo este esquema, cumplen con los lineamientos ambientales y sociales del estándar Plan Vivo.

Principios del estándar Plan Vivo

1. Los proyectos involucran y benefician directamente a los pequeños agricultores y grupos comunitarios.
2. Los proyectos generan beneficios derivados de los servicios ambientales y conservan o aumentan la biodiversidad.
3. Los proyectos se gestionan de forma transparente y responsable, con la participación de los interesados pertinentes y de conformidad con la ley.
4. Los proyectos demuestran la participación comunitaria: las comunidades participan de manera significativa mediante el diseño y la aplicación de planes vivos (planes de ordenación de tierras) que atienden las necesidades y prioridades locales.
5. Los proyectos generan beneficios reales y adicionales derivados de los servicios ambientales, que quedan demostrados con una cuantificación y vigilancia fiables.
6. Los proyectos gestionan eficazmente los riesgos a lo largo de su diseño y ejecución.
7. Los proyectos demuestran efectos positivos en los medios de subsistencia y de orden socioeconómico.
8. Los proyectos distribuyen los beneficios equitativamente y realizan transacciones de servicios ambientales mediante acuerdos de Pago por Servicios Ambientales (PSA) bien definidos que incluyen incentivos basados en los resultados.

Más información puede encontrarse en el sitio web de la Fundación Plan Vivo.